Delincuentes cometieron un hurto en una estación de servicio donde con un arma de fuego intimidaron a una empleada