UN NUEVO INFORME DE LA COORDINACIÓN DE ASUNTOS HUMANITARIOS DE NACIONES UNIDAS REVELA QUE LAS CONFRONTACIÓN ENTRE GRUPOS ARMADOS ILEGALES EN EL CATATUMBO