«A Dios gracias fui yo, y no uno de mis alumnos»: Docente herido con mina

882