Comunidad parroquial y autoridades locales rechazan secuestro en Ábrego

156