En verdaderas trochas se han convertido las vías en la región del Catatumbo

246