Alejandra Guerrero Álvarez fue la única mujer que corrió la clásica

681