Violencia en el Catatumbo y Ocaña preocupa a la MOE

151