Derrame de petróleo y fuertes incendios mantienen al departamento en alerta

179