Dos delincuentes quienes según la ciudadanía de la zona norte de Ocaña, ingresaron a una tienda intimidando con arma blanca y de fuego a una mujer y una menor de edad, para robar al interior del establecimiento, fueron sorprendidos por la comunidad y en un trabajo articulado lograron retenerlos. Así mismo, aseguraron que cansados de la inseguridad tomaron justicia por cuenta propia.