Los profesores están muy inconformes con la posición del Ministerio de Educación frente al servicio público en Norte de Santander, hay una falta de maestros y personal administrativo, no se ha cumplido con los parámetros de la remodelación de las instituciones, no hay material de bioseguridad, pero más que todo hay reclamamos en el nombramiento de los docentes.

Son más de 200 maestros que hacen falta en el departamento eso implica que haya niños por fuera del sistema educativo y esto afecte a las comunidades, se establece que va a haber una serie de reuniones con los directivos docentes la semana entrante, pero el paro sigue teniendo fecha del 23, 24 y 25 de marzo.