En los momentos fuertes de la vida, el fortalecimiento en lo espiritual juega un papel muy importante. Gracias a la iniciativa del señor Obispo de la Diócesis de Ocaña Monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz y pensando en las comunidades que necesitan de un apoyo espiritual, llega a la curia Diocesana el Padre Norberto Castilla sacerdote y psicólogo que estará a cargo de la oficina de acompañamiento psicosocial y espiritual como herramienta de fuerza para quienes necesiten de un apoyo.