Una de las tareas primordiales del cristiano fiel seguidor de las enseñanzas de Jesús y la iglesia es la caridad, y en estos días santos que se aproximan se hace un llamado para que el amor misericordioso de Jesús se haga reflejo en el hermano que sufre, la persona que se encuentra solo, el adulto mayor que necesita de los demás y quienes están en pobreza en lugares alejados.