Inician las fiestas patronales en honor a Jesús Cautivo

36

Desde 1838 el mismo señor de la historia quiso quedarse en tierras ocañeras, desde la fecha del segundo domingo de julio de ese año, la imagen bendita de Jesús en una piedra ha sido signo del amor y la misericordia de aquel que nos ha amado hasta el extremo. Este año se cumplen 184 años de este acontecimiento que sigue cautivando los corazones de ocañeros y visitantes que son devotos del cautivo de amor, quien representa un valioso tesoro religioso en la región.