Adultos mayores nuevas víctimas de engaño por falso sacerdote

11

El amor a la iglesia y el respeto a los sacerdotes hizo que la señora Estela Carrascal se confiara de un hombre que ingresó a su casa y se presentó como el padre Martín Alsina Quintero, vestido de blanco como se ve en las imágenes de cámara de seguridad, y utilizando el cleriman, distintivo propio de los ministros consagrados, lo que no se imaginaba la feligrés es que se trataba de un delincuente disfrazado de falso cura.