Oriundo de Ábrego, el padre Alexander Pérez Melo siempre se distinguió por su amor al sacerdocio como una vocación que inyectó alegría en las comunidades donde ejerció su ministerio sacerdotal. Su pascua la celebra siendo párroco del municipio de San Alberto donde deja innumerables recuerdos, como las múltiples experiencias que construyó en varias zonas de la región, como Convención, Hacarí, y Ocaña. Cómo párroco de Convención destacó su amor a la comunidad.