Desde hace cuatro días varias familias del barrio Libardo Alonso están sin el servicio de agua potable, vecinos del sector manifiestan que les ha tocado pedir el preciado líquido en otros sectores y llevarlo en baldes para poder suministrarse. Hasta el momento la comunidad está a la espera de la respuesta por parte de la Empresa de Servicios Públicos de Ocaña.