Esta ceiba ubicada en el barrio Sesquicentenario puede convertirse en un riesgo para la comunidad, en varias ocasiones vecinos del sector han pedido a las autoridades ambientales control en el punto y la poda de las ramas para evitar una emergencia.