Con el objetivo de prevenir accidentes de tránsito, la Policía Nacional anuncia que se ejercerán controles en la ciudad para aquellos conductores que manejen en estado de embriaguez o exceso de velocidad fomentando a su vez el respeto por las señales de tránsito.