Desde la fecha, terceros que sean familiares cercanos pueden reclamar el incentivo del adulto mayor con un poder especial otorgado por prosperidad social, esto siempre y cuando el adulto mayor por circunstancias de enfermedad no pueda reclamar su dinero.