Luego de un siglo de vida, siempre lleno de vitalidad y amor por lo que hacía, con un corazón entregado al comercio de la ciudad, partió a la casa del padre celestial el reconocido y apreciado comerciante Don Tobías Vergel. Por más de 80 años se dedicó a su tradicional almacén de calzado, Regina en la calle del dulce nombre, donde generó empleo a muchas generaciones y entregó su servicio a las comunidades.