En dos casas del barrio Juan XXIII las afectaciones por falta de conexión de tuberías de aguas negras generó una inundación grande el pasado fin de semana a raíz de las fuertes lluvias, los tubos colapsaron por la parte trasera de las viviendas inundando habitaciones y demás espacios de las mismas.