Ese es el clamor de los familiares de José Clímaco Serrano, más conocido en el sector comercio como Chepe Serrano, quien se dedica a la comercialización de cacao en el Mercado Público luego de ser la nueva víctima del flagelo del secuestro en Ocaña, las autoridades han señalado que lo delincuentes llegaron hasta el establecimiento y lo obligaron a subir a una motocicleta que el hurtaron a otro ciudadano en el sitio y lo llevaron con rumbo al corregimiento del Agua de la Virgen.