Un delito de lesa humanidad, así se le llama al secuestro, el acto atroz y cruel que puede vivir el ser humano. Quienes han pasado por este trago amargo relatan los duros momentos y la situación en la que viven, un episodio que queda marcado de por vida, y del cual no se le desea a nadie que lo viva. El señor Luis Rodríguez fue víctima del cautiverio, durante cuatro meses vivió los peores momentos de su vida.