Con presencia de representantes de los padres de familia y estudiantes, se desarrolla la socialización de las obras que adelantará la gobernación de Norte de Santander en la reconstrucción de un área que está en pésimas condiciones desde hace más de seis años. La zona a mejorar son once salones de clases en la parte antigua del entablado de la institución educativa.