A lo largo de estos 61 años la Diócesis de Ocaña ha construido sociedad cristiana en nuestros territorios, las comunidades en compañía de los obispos que han pasado por la iglesia particular se han sentido amados y acompañados de la Iglesia que peregrina en esta zona del país. Desde su creación el 26 de octubre de 1962 por el Papá Juan XXIII, la hija primogénita del concilio Vaticano II ha sido referente de transformación en la vida de los cristianos