Una nueva manifestación pacífica se llevó a cabo en la mañana de hoy familias de propietarios y trabajadores en las ladrilleras de El Hatillo, aseguran que existe una presión de cierre que afecta a los trabajadores de la zona que por años vienen ejerciendo esta labor para el sustento de sus familias.