La comunidad de la Divina Providencia tiene a cargo en Ocaña y otros municipios de la provincia como Convención, los hogares del abuelo desamparado, que se sostienen gracias a la contribución y generosidad de benefactores quienes con amor aportan su granito de arena para esta causa, sin embargo son muchos los gastos que se presentan diariamente, por lo que las religiosas hacen un llamado a la comunidad a contribuir con la ayuda que requieren los adultos mayores.