En lo que va del año varias instituciones educativas han entrado en cese de actividades ante la inesperada renuncia de varios docentes, quienes por el conflicto armado en la región del Catatumbo, han decidido retomar sus lugares de residencia.