La comunidad del barrio Las Mercedes y moradores de sectores aledaños como la Carretera Central que acuden todos los días por la zona dan a conocer que en el barrio la presencia de consumidores de alucinógenos es un problema latente que viene afectando a la comunidad.