El día de ayer dentro de las instalaciones del hospital Emiro Quintero Cañizares se registró un hecho delictivo que alertó al personal de seguridad del centro asistencial. Un teléfono celular se le fue hurtado a un médico de turno.